Ahorrar = Calidad de Vida

Muchas veces hemos escuchado lo importante que es ahorrar normalmente para poder comprar algo, ya sea que nuestros familiares lo hayan tratado de inculcar en nosotros, algún maestro, nuestros amigos, o nosotros mismos ante la situación de que si NO ahorramos, simplemente no tendremos el dinero suficiente para poder cumplir nuestro objetivo (comprar, viajar, etc.).

Tristemente es una realidad absoluta que TODOS los recursos son limitados, es decir que se van a acabar sin importar que hagamos, ya que cada vez habremos más personas en nuestro planeta y todos queremos de una u otra forma consumir y tener los mismos recursos, este es uno de los fundamentos básicos de cualquier sistema económico, motivo principal de prácticamente todas las guerras y de muchos temas negativos más; que forman parte de la realidad de nuestra época; por lo que también es importante entender lo limitados que son los recursos y lo importante de tener los suficientes para lograr la calidad de vida que buscamos.

Aunque la introducción pudiera tener un tinte negativo, el tema principal, “el ahorrar y la importancia del ahorro” es algo sobre lo que escribo buscando tenga un impacto positivo en cada uno de ustedes y les permita tener una mejor calidad de vida, ¡el resto de la misma!

Hay muchas definiciones de Calidad de Vida en internet y en contextos muy diferentes, les comparto una definición propia con base a mi experiencia: Calidad de Vida = Nivel de comodidad física y psicológica en la que vive una persona. Creo que no hace falta describir la comodidad, pero cuando digo comodidad física, me refiero a tener ropa cómoda, una casa cómoda, un medio de transporte cómodo, una computadora cómoda, etc. Creo que aplicaría para cualquier bien material y la comodidad va de acuerdo al contexto y experiencia de cada individuo. La comodidad psicológica se refiere más a la estabilidad mental derivado de sentirnos seguros, amados, productivos, importantes, etc. Aunque la calidad de vida incluye en mi definición un factor físico y otro psicológico, creo que ambos factores, el físico en su totalidad y el psicológico en una parte mucho menor, se ven directamente afectados por la economía individual o las finanzas personales, y aquí es donde el AHORRO cobra importancia.

El ahorro es la única forma en la que podemos ir logrando nuestros objetivos de calidad de vida. Aunque para ahorrar hay que producir y nuestra capacidad de producción es siempre limitada, el ahorro como tal podría ser más determinante que la producción en sí. Para enfatizar sobre el ahorro les recomiendo un libro muy bueno, hecho en un lenguaje muy simple y común que facilita mucho el entendimiento en nuestra vida diaria de la importancia de ahorrar y la importancia de nuestras finanzas personales; el libro es “Pequeño Cerdo Capitalista” de Sofía Macías y realmente creo que puede ayudar a entender mejor lo relevante de este tema en nuestra vida diaria. (Otro muy bueno y ya un clásico es Padre Rico, Padre Pobre, de Robert Kiyosaki) Yo me concentraré en explicarles el porqué de la importancia de ahorrar y recomendarles algunas estrategias para qué hacer con lo ahorrado.

De entrada, el ahorrar implica analizar y ser más consciente de que gastas y en que gastas y esto siempre es un muy buen ejercicio; además de que nos genera una motivación adicional para producir más; aunque para mí el mayor beneficio de ahorrar es que simplemente no gastas más de lo que produces, ¡Uno de los principales males de nuestra sociedad! Y con esto aseguras no tener problemas económicos por lo menos a corto plazo y si no tuvieras ninguna eventualidad que se salga de lo planeado (que pierdas tu trabajo, un accidente que te impida trabajar o que te haga caer en gastos hospitalarios, por mencionar los más comunes). ¡Considerando que nadie esta exento de este tipo de situaciones no deberíamos tener un motivo por el cual NO ahorrar!!

Posiblemente muchos de ustedes, como yo en algún momento, piensen ¿para que ahorrar? Y enseguida le vengan a la mente mil motivos por el cual vivir el día a día y no estresarse con esto; la mayoría de estos motivos normalmente de índole dramáticos y fatalistas, empezando por el ¿Y si me muero mañana? Aunque aún en este panorama tan negativo se tendría que considerar el que le habrías dejado algo a tus seres queridos en lugar de un costo económico y un problema posiblemente adicional a lidiar con su perdida espiritual; hasta el No me da ni para pagar mis cuentas ¿Cómo voy a ahorrar? Que si el pretexto de la muestre tuvo solución esté pretexto por supuesto que lo tiene y es sólo organización como mencionaba en el párrafo anterior. Por lo tanto, no hay justificación que valga ¡ahorrar está dentro de las posibilidades de TODOS. ¡Poco o mucho hay que ahorrar porque siempre nos traerá cosas buenas y es lo que más me gusta del concepto!

En “Pequeño Cerdo Capitalista” de Sofía Macías como en muchos otros textos o publicaciones se habla de que porcentajes de nuestros ingresos debemos de ahorrar para diferentes finalidades: que si el 10% para nuestros lujos, otro 10% para eventualidades (accidentes, gastos no previstos, etc.) y así un % para cada fin, que puede ir de lo más específico a lo más general. Les dejo un link con un artículo de expansión que habla del 50/20/30 para que se den una idea: http://www.expansion.com/ahorro/2016/08/20/57b5814e46163ffd6a8b4605.html

Aunque para mí lo mejor es que cada quien haga su plan de ahorro ya que las necesidades, los planes de vida y los tiempos de cada quien son diferentes; por lo tanto, analiza tu situación y establece porcentajes de tus ingresos para las diferentes necesidades que creas puedas tener, pero NO dejes de ahorrar.

Para mí la partida más importante del ahorro es lo que ahorres para luego invertir, ¿Por qué es la más importante? porque al invertir generaras más recursos y luego podrás ahorrar más, haciendo un círculo virtuoso.

¡Como mencione al principio “los recursos son limitados” y el tiempo es el ejemplo más claro de esto, como seres con necesidades económicas utilizamos nuestro tiempo para producir y si el tiempo es limitado nuestra capacidad de producción en horas de trabajo también lo es! Por eso es importante poner a nuestro dinero a trabajar por nosotros. Mientras nosotros estamos trabajando en nuestras actividades laborales, nuestro dinero ahorrado, tendría que estar produciendo de manera paralela rendimientos que tendrían que ser lo suficientemente buenos para justificar por qué ponerlo a trabajar en lugar que gastarlo en una mejor calidad de vida instantánea; que nos permitirán tener una mejor calidad de vida de manera sustentable, sobre todo para esos tiempos en los que por edad, o salud, no podamos producir con nuestras actividades laborales, en un lenguaje más común invertir nos va a ayudar a que cuando no podamos trabajar por el motivo que sea, tengamos que depender de alguien o quedar desamparados.

Trabajar = Producir = Ahorrar = Invertir = Producir + = calidad de vida sustentable.

Tomas Piketty es un economista francés; que en su libro “El capital en el siglo XXI” resalta la infinita ventaja en los rendimientos del capital invertido contra los rendimientos obtenidos de la capacidad de producción; recopilando información histórica principalmente de Europa, pero con datos estadísticos de todo el mundo, nos explica como por más que trabajemos y nuestros negocios sean exitosos, nunca podrán acercarse a la riqueza producida por la inversión del capital. Este libro igual se los recomiendo mucho, aunque es mucho más técnico y pudiera ser aburrido para quien el tema macro económico no sea algo de interés. Como resumen les diría que los estudios expuestos en el libro, analizan la distribución de la riqueza global y ahí es donde el capital invertido de la gente que ya es rica, les da esta infinita ventaja para seguir siendo más ricos, por encima de los que empiezan a producir por más interesante que sea su negocio. Incluso hoy en día con todas las “startups” (empresas emergentes) de Tecnología que rápidamente generan millones de utilidades; si no se re invierte ese capital en propiedades, nueva tecnología, otras empresas, etc. No logran una verdadera riqueza, por lo menos en comparación de los más ricos del mundo. Un ejemplo claro y con datos duros podría ser que hoy un negocio exitoso nos deja de utilidad al año entre un 20 y un 30% y esto es para los realmente exitosos, con variables como ventas, capital humano, buena administración, factores externos, etc. En cambio, una inversión inmobiliaria en tierra deja de manera conservadora el mismo 20-30% sin dar un solo golpe! Simplemente por el hecho de haber invertido y tener la propiedad ahí.

Invertir adecuadamente termina siendo el motivo por el cual se logra formar un patrimonio, y una solides económica, pero sin un ahorro de nuestros ingresos no podemos invertir; por eso la importancia del tema y lo relacionado que está con nosotros. Ya pensando en invertir adecuadamente te recomiendo como siempre te acerques a asesores expertos en cada uno de los sectores de inversión siempre hay gente que nos puede ayudar.

Si te interesa invertir en el sector inmobiliario, (¡que es el que mejores rendimientos y accesibilidad ofrece hace ya varios años!) acércate a Mayakin Asesoría Inmobiliaria estaremos más que contentos de ayudarte a formar un patrimonio sustentable!

La Información y el Conocimiento nos dan Poder.

Antes que nada quisiera empezar por agradecerles a todos los lectores por su tiempo, como parte de mi agradecimiento, quiero que sepan que soy consiente de la responsabilidad que implica escribir sobre un tema con la finalidad de que quien te lee, tendrá la opción de utilizar la información brindada en el texto para tomar decisiones y más cuando, como es mi caso, escribes sobre asesoría inmobiliaria e inversiones financieras.
Entrando en tema como dice el título de este escrito, “la información y el conocimiento nos dan poder”, lo pongo entre comillas para resaltarlo por que con esas palabras precisas nunca lo había escuchado antes, aunque la idea en general creo que ha sido ya muy desarrollada sobre todo en el contexto académico; en la secundaria o en la universidad seguramente lo escucharon muy seguido, pero en mi caso fue cuando me comencé a dedicar al tema inmobiliario cuando re-descubrí la importancia y los beneficios de la información y los conocimientos. Es por eso que hoy 9 años después de haber decido, casi por casualidad, involucrarme en el mercado inmobiliario, escribo este blog para compartir esta información que con base a diferentes estudios, platicas, cursos, intercambio de ideas con valiosos colegas y la propia experiencia adquirida en este tiempo, he logrado digerir y aplicar en mi trabajo día a día y me a permitido asesorar a muchísimos clientes ayudándolos en la toma de decisiones para cumplir sus sueños, crecer económicamente o en muchos otros casos a salir de algún problema.
Disfruto mucho lo que hago y creo que eso me ha dado un impulso constante para buscar ser mejor todos los días, para comprometerme con la “calidad total” con base a la “mejora continua”; entendiendo que no hay una “verdad absoluta”, pero que sí la tendencia laboral es hacia la especialización, hacia saber mucho sobre una cosa y poderla poner en práctica.
Por todo lo anterior es que me animo a escribir este blog, buscando que mi especialización, experiencia y conocimiento adquirido sobre el mercado inmobiliario les pueda servir para entender mejor la importancia de los temas financieros y lo relacionados que estamos TODOS con el tema inmobiliario y a su vez este con nuestra economía a corto y largo plazo.